Expectativas

Como imaginarán, pensar en lo que esperan de mi, en todos los aspectos de mi vida, ha sido abrumador, pero mis propias expectativas sobrepasan los límites que los demas han predeterminado para mí, y eso me ha hecho aún más daño.

Caer en la agonía de la presión es un arma de doble filo, que pocos logran manejar. Tocar fondo en él es muy doloroso; ataca tu autoestima, seguridad, moral, y finalmente integridad física y mental.

Con ánimo de tener una estrategia autodefensiva, he logrado ver la expectativa como un exceso de planeación sobre el futuro. Esta bien planear, pero hay infinitos factores que determinan lo sucesos y no todos los podemos controlar. Entonces de una vez te digo, no siempre es culpa tuya ni de nadie que cumplas o no la expectativas. Solo puedes vivir el presente, pues es lo único que realmente tenemos, lo que hará la diferencia es tu actitud hacia tus anhelos.

Pasamos tanto tiempo pensanando en el ¿que será? pero ¿que estamos haciendo en estos momentos para llegar hasta allá? El presente merece ser vivido a tiempo, no en recuerdo o en imaginarios futuros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s